lunes, 7 de enero de 2013

Idolos gallinas, ídolos descartables.

Cuando el ex idolo tricolor Alvaro Recoba volvió al país a jugar en Danubio tuvo como recibimiento el desprecio generalizado de su antigua hinchada.
Durante el partido que disputara contra Nacional, la hinchada gallina le insultó en todos los idiomas, lo bañaron a escupidas en cada ocasión en que pasó cerca del tejido de seguridad, y le dedicaron todos los canticos ofensivos que se les vinieron a la mente.
Meses después el Alvaro Recoba volvería a vestír las plumas tricolores y ponerse la camiseta del bolsillo, y a partir de allí volvió a ser ídolo, cánticos de "Chinoooo, Chinooo..." daban vuelta el Pequeño Parque Central.
Hasta comenzaron una campaña para sacar a Diego Forlán de la selección uruguaya y que entrara el Chino Recoba, ídolo máximo del gallinero.
Como siempre, una hinchada sin memoria, ni respeto por sus pequeños ídolos.

Con pocos meses de diferencia Antonio Pacheco pasaba a vestir los colores del equipo de Montevideo Wanderers.
Sin embargo la parcialidad mirasol continuó profesándole el respeto y el afecto que merecen sus ídolos, muy diferente al que reciben las gallinas del parque.
Los partidos en que le tocó a Pacheco enfrentar al club de sus amores fue ovacionado por la caterva carbonera como si siguiera vistiendo los gloriosos colores del Campeón del Siglo.
Por supuesto Pacheco volvería a Peñarol, pero sólo eso cambiaría, seguiría siendo ídolo de la hinchada, que no olvida ni da la espalda a sus ídolos nunca.

Ahora como parte de su campaña electoral los dirigentes de Nacional prometieron el retorno de otro "ídolo" tricolor.
Uno que se dijo que había venido a jugar gratis de tan hincha que era (aunque al parecer esto no habría sido así), uno que nunca fue puesta en duda su permanencia en la selección a pesar de ser suplente en todos los equipos en donde ha estado, y de arrastrarse en la cancha cuando ha tenido que vestir la celeste en los últimos tiempos: está claro que hablamos de Sebastián Abreu.

Al parecer luego de anunciar con gran pompa que el jugador vendría, el mismo Abreu salió a anunciar que su ficha pertenecía a Botafogo y que tal vez no podría regresar.
La hinchada tricolor una vez más reaccionó tal cual es su costumbre, podemos ver aquí un ejemplo:


Como podemos ver, además de apreciar que muchos de ellos tienen serios problemas con el manejo de la lengua de Cervantes, lo que abundan son los insultos, las frases despectivas, la falta de respeto hacia este teórico "ídolo".

Ahora según las últimas noticias al parecer es altamente probable que Abreu regrese, aunque habrá que ver para creer.
Pero ya sabemos que ocurrirá.
Si llega volverá a ser ídolo, quizás le haga un par de goles al Tanque Sisley y las gallinas del parque y su aparato de prensa comenzarán a pedir que sea titular en la selección, y luego, tarde o temprano, perderá un campeonato o un partido importante y quienes se llenaron la boca volverán a escupirlo e insultarlo.

Porque así tratan las gallinas a sus pequeños ídolos, es parte de la Cultura Nacional.

Artículos relacionados por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

CNdeF | Club Nacional de Football | Club Nacional de Futbol | Tricolores, bolsilludos, las gallinas de Uruguay