jueves, 2 de agosto de 2018

Fundidos por envidiosos




Reconocido por ellos mismos, la envidia, el mirar todo el tiempo qué hace papá Peñarol, ese complejo eterno de segundones...
Como papá Peñarol hizo un estadio había que tratar de hacer lo mismo, de apuro, sin ideas, sin pensarlo, sin capacidad de hacerlo ni forma de pagarlo, aunque se fundieran, la cosa era tratar de matarle el punto a Peñarol.
Y lo que se consiguió fue un mamarracho mal hecho y sin terminar.
En resumen, un ejemplo másde lo que pasa desde el nacimiento de la gallina del Uruguay, vivir a la sombra de Peñarol, mirando qué hace para tratar de imitarlo.



Artículos relacionados por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

CNdeF | Club Nacional de Football | Club Nacional de Futbol | Tricolores, bolsilludos, las gallinas de Uruguay